View of doctors desk


Asimismo, el sistema inmune defiende a las personas de la formación y proliferación de células llamadas neoplásicas, pero también, existen muchos casos en los cuales los sistemas defensivos del organismo conforman en sí mismos una causa de enfermedad, son las denominadas reacciones de hipersensibilidad.

Cuando al contrario de lo dicho las defensas que protegen el organismo para mantenerlo saludable es necesario administrar un tratamiento como alternativa para el sistema inmune, que tiene por objetivo devolverle los elementos necesarios para volver a estar saludable y cumplir con sus funciones específicas.

Así por ejemplo, la denominada medicina ortomolecular señala que para que el sistema inmune se encuentre en óptimas condiciones es esencial la buena salud y esto se traduce en equilibrar lo físico con lo psíquico, evitando por ejemplo el estrés, desórdenes alimentarios, dormir inadecuadamente etc.

Muchos especialistas coinciden en afirmar que muchos problemas de tipo inmune tienen relación directa con problemas en el sistema digestivo principalmente por una alimentación desequilibrada.

Por ello, en un tratamiento como alternativa para el sistema inmune siempre se tendrán en cuenta los hábitos alimenticios del individuo y se tratará de diseñar un plan alimentario adecuado para subir las defensas naturales del organismo.
 

Existen gran cantidad de alimentos que perjudican las defensas del organismo. Por ello al diseñarse un tratamiento como alternativa para el sistema inmune tratarán de evitarse por ejemplo la ingesta excesiva de carnes rojas que contienen sustancias tóxicas y en especial es nociva la grasa animal que influye en la no producción de linfocitos.

También en un tratamiento como alternativa para el sistema inmune suele limitarse el consumo de bebidas alcohólicas que actúan como depresores de funciones orgánicas, el azúcar que consumida en cantidades elevadas produce una incapacidad por parte del organismo para defenderse de las agresiones, ocurriendo algo igual con el consumo de café.

Dentro de los alimentos de origen animal, es recomendable eliminar aquellos que pueden producir reacciones de tipo alérgicas como la leche de vaca y los lácteos en general.

Afortunadamente existen otros tantos alimentos que favorecen la implementación de un tratamiento como alternativa para el sistema inmune y cuyo consumo de forma habitual ayuda a elevar las defensas.

Así, la ingesta de ajo aumenta de forma importante el número de células naturales que se encargan de destruir a los elementos que atacan el sistema inmune y estimula la potencia de linfocitos T.

Por otra parte, dentro de un tratamiento como alternativa para el sistema inmune, deben incluirse las frutas y verduras crudas por su alto contenido de vitaminas, minerales y fitonutrientes, en especial aquellas que poseen antioxidantes.

Los conocidos probióticos deben también incluirse en la dieta ya que son inmunoestimulantes e inmunomoduladores.

Existen además algunos suplementos que pueden agregarse en un tratamiento como alternativa para el sistema inmune, que posee acción inmunoestimulantes, antiinflamatoria y antioxidante, aportando además vitaminas que juegan un importante papel a la hora de proteger el organismo.

Existen además algunos suplementos que pueden agregarse en un tratamiento como alternativa para el sistema inmune, que posee acción inmunoestimulantes, antiinflamatoria y antioxidante, aportando además vitaminas que juegan un importante papel a la hora de proteger el organismo

Rate this post